Lo último que puedes hacer con el coche atascado en el barro es acelerar. Es mejor buscar otras estrategias como las que vamos a compartir contigo en el siguiente artículo.

“Si te quedas atascado en el barro con tu coche, no aceleres”.

Trucos para salir del barro con tu coche

Cuando pasamos con el coche por un camino de tierra después de haber llovido mucho, es muy probable que quedemos atascados en el barro. En este momento, quedarnos asentados y presionar fuertemente el acelerador solamente va a servirte para empeorar la situación.

A su vez, puede ser peligroso porque con la fuerza, los neumáticos pueden arrojar piedras que pueden atentar contra la seguridad de otros, o el propio coche podría salir disparado en una mala dirección.

Nosotros lo que queremos es poder salir del barro sin que nos pase nada malo, ¿verdad? Entonces vamos a ver formas más efectivas de salir del barro cuando nos quedamos atascados en él.

Cómo salir del barro con el coche

1. Inspeccionamos el terreno: normalmente acostumbra a pasar que solamente uno de los neumáticos del coche se queda atascado. Lo primero que debemos hacer en esta situación es descender el coche y ver cuál es la rueda que está peor y de paso, aprovechamos para ver como está el camino, es decir, si hay piedras sueltas, si hay zonas en las que haya menos barro, si hay ramas, etc.

2. Maniobra: si tienes un 4×4, salir del barro será mucho más fácil. También será sencillo salir de él si tienes un coche que solamente tiene tracción delantera, pero en este caso la rueda de atrás es la que está comprometida, por eso, solamente debes girar el volante o colocar una piedra que ayude a la tracción por detrás de la rueda delantera. Luego ya puedes ir acelerando para desatascar el coche. Piensa en no acelerar mucho, ya que puedes profundizar las rodaduras y quemar el motor.

3. Cavar bajo la rueda: haz una suave ladera delante de cada rueda para que esta tenga por dónde correr. Intenta arrancar suavemente sin acelerar mucho el coche, porque puede perder agarre. Haz una pequeña rampa delante de cada rueda hundida y si lo sacas, ve hacia donde no haya rodaduras.

4. Objetos de ayuda: si tienes una o ambas ruedas atascadas, tienes que ser un poco más creativo. Puedes colocar grandes piedras o ramas y troncos por detrás de la rueda atascada para facilitar su tracción, y debes tapizar con ramas y hierbas secas la zona por delante de la rueda para facilitar la acción. Otra técnica muy efectiva y a su vez, sencilla, es desinflar el neumático atascado para que tenga mayor adherencia y menor roce con el barro. También debes tener en cuenta que las alfombras de goma del coche pueden ser un objeto muy útil para desatascar el coche del barro, creando una superficie de contacto que puedes poner por debajo de la rueda atascada.

5. Arenas movedizas: ¿y si nos quedamos atascados en este tipo de terreno? Si te caes en una zona pantanosa, debes ponerte boca arriba, estirar los brazos y las piernas hacia arriba para repartir el peso y tratar de “nadar” como puedas. Si pueden ayudarte, lo mejor es que te echen un cabo o una rama desde tierra firme.

Y como último consejo, recuerda que bajo ningún concepto se recomienda que una persona se ponga detrás del coche para empujarlo mientras otra persona está acelerando. Es muy peligroso y en el caso más probable, solo servirá para que la persona que esté empujando quede llena de barro.