¿Te vas de vacaciones? ¿Has decidido pasar una noche maravillosa de acampada pero tienes miedo de no saber cómo orientarte?

Pasar una noche salvaje con los amigos, romántica o familiar en una tienda y bajo las estrellas puede ser precioso. Sin embargo, no debes olvidarte de que estarás en medio del monte y pueden surgir imprevistos. Para ello, deberías aprender a orientarte de noche correctamente y nosotros vamos a ayudarte.

Orientarse en general ya es complejo, pero lo es aún más hacerlo de noche. Vamos a darte unos recursos y métodos para que puedas orientarte de forma sencilla.

Métodos para orientarse de noche

1. Observar las estrellas: si te fijas, verás que el planeta Tierra está dividido en dos hemisferios, el Norte y el Sur.

– En el Norte, se encuentra la estrella polar (situada en la cola de la Osa Menor) y siempre indica el Norte. Es fácil localizarla porque brilla mucho.

– En cambio, en el hemisferio Sur debemos buscar la constelación Cruz del Sur. Esta constelación nos ayudará a orientarnos, ya que es fácil identificarla. Tiene forma de cometa o rombo y nos indica el Sur.

2. Usar linternas: parece obvio, pero a veces cuando nos vamos de acampada en la montaña, nos olvidamos de lo más importante, la luz. En un momento dado, podemos sufrir una situación de emergencia y tener que marcharnos del lugar en el que hemos acampado y si no sabemos orientarnos… ¿qué hacemos? Para ello te recomendamos que lleves siempre contigo una linterna militar como esta.

3. Observar la luna: la luna también puede ayudarte a orientarte en una situación de emergencia, ya que cuando está en modo creciente, sus extremos apuntan siempre hacia el este, y cuando está menguante lo hace hacia el oeste. Para interpretar las fases lunares puedes recordar que siempre hay que pensar al revés.

4. Usar aplicaciones modernas: si tienes que hacer largos trekkings por la montaña y necesitas mantener un control de tu situación, la tecnología será tu mejor aliada. Por ello, usar aplicaciones de smartwatch, como estas, puede venirte muy bien. Se trata de llevar contigo una app que lleve incorporada una brújula para poder orientarte siempre en todo momento.

5. Signos naturales: en la naturaleza puedes observar varios indicios que pueden ayudarte o darte pequeñas pistas sobre la dirección en la que te encuentras. No son demasiado precisos pero en momentos excepcionales, pueden impedir que pierdas el tiempo perdido dando vueltas en círculo. Entonces, debes saber que en el Norte, los musgos crecen en zonas húmedas. Esto puede ayudarte a tomar consciencia de que te encuentras en el Norte. Si estás en la montaña, puedes observar que si recibes menos sol en la ladera orientada al norte y la zona es fría y húmeda, te encuentras en el Norte.

Esperemos que este post te haya sido de gran ayuda para aprender a orientarte de forma correcta por la montaña, el campo o en cualquier otro lugar.