Cuando nos vamos de camping de las formas más cómodas de viajar es con una caravana remolcada con un coche, ¿verdad?. Pero hay que decir que circular marcha atrás con un remolque a veces puede ser un poco complicado y algo estresante. Sin embargo, ir con el coche y el remolque hacia atrás es sencillo, y más si tienes un poco de práctica. El proceso es fácil siempre que hayas comprendido el concepto de lo que vas a hacer en todo momento.

Para que te quede claro como circular marcha atrás con un remolque, hoy en neveraportatil.es, hemos preparado el post perfecto para ti, en el que te contamos los mejores trucos para retroceder con el remolque.

Trucos para dar marcha atrás con un remolque

A continuación vamos a detallarte todos los trucos para retroceder con tu coche y remolque.

Preparación de la marcha atrás con el remolque

1. Hazte una estrategia: en primer lugar debes elaborar una estrategia para entender todos los pasos que vas a dar con tu coche remolque. Debes tener en cuenta que dar marcha atrás con el remolque, requiere movimientos previos del vehículo que se remolca para mover este último en la dirección deseada. Así que ten en mente la dirección de tu remolque, la dirección del vehículo que remolca, todos los objetos que estén cerca y el movimiento relativo entre todos los objetos que van a estar implicados en el momento de retroceder.

2. Practica: practica unas cuantas veces la marcha atrás en un espacio vacío como puede ser un aparcamiento sin coches aparcados. Intenta aprender con un remolque que sea largo y luego hazlo con uno que sea más pequeño. Debes asegurarte de hacerlo con calma mientras estás aprendiendo para no perder los nervios. Los remolques cortos son más maniobrables y responden más rápidamente a los largos. Mientras, los largos sobrellevan mejor los errores.

3. Tener contigo dos ojos más: tener una persona detrás del remolque que vea lo que tú no ves, puede ser muy buena opción. También es posible invertir en un juego de dos radios de corto alcance y dos canales para facilitar la comunicación y evitar gritos. Luego, el observador deberá recordar que tiene la obligación de mirar hacia arriba. Es muy fácil estar pendiente de vigilar los obstáculos del suelo y olvidarse de la parte superior (pueden haber ramas de árboles o cables que vigilar).

4. Ajusta los espejos: un aspecto clave para que puedas ver detrás de ti, porque vas a circular marcha atrás con un remolque grande unido al vehículo y tus ojos, van a ser tus espejos. Así pues, asegúrate de que están ajustados correctamente para ver con claridad la parte trasera del remolque.

5. Colócate de modo que des marcha atrás hacia el lado del conductor del vehículo: de este modo podrás ver mucho mejor el remolque y el lugar en los espejos del lado del conductor y también mirar hacia atrás sobre el hombro para ver la parte de detrás del remolque. No te pongas de los nervios y considera todo lo que necesites, incluso si crees que debes dar una vuelta alrededor de la explanada para acercarte al punto en tu lado izquierdo, te recomendamos que lo hagas.

6. Coloca tu mano en el volante y gira el cuerpo y la cabeza para mirar hacia detrás: sitúa tú mano derecha en la parte de debajo del volante. De esta forma, cuando estés listo para moverte, solamente deberás girar la mano en la dirección que desees y hacer que se desplace la parte trasera del remolque. Al incorporar la mano en esta posición, evitas girar las ruedas en la dirección errónea mientras das marcha atrás.

Conducir marcha atrás con un remolque

Una vez tenemos preparada la maniobra que vamos a hacer con el remolque, vamos a pasar a la acción:

1. Gira el volante a la derecha para que el remolque vaya hacia la izquierda: funciona de forma contraria, así que debes mirar hacia atrás para ayudarte a tener la sensación de retroceder dirigiendo el remolque. Si necesitas girar el remolque alrededor de la esquina, debes dirigir el remolque hacia esta. Luego, deberás conducir levemente en la dirección opuesta para mantener el ángulo de giro.

2. Retrocede hacia el lado del conductor: debes tener claro el hecho de retroceder hacia el lado del conductor y no hacia el lado del pasajero, porque es más difícil verlo.

3. Avanza según te aproximes al espacio y gira derecho hacia el centro de la calle si vas con el volante a la izquierda: gira el vehículo exageradamente hacia la izquierda, de forma que quedes posicionado en ángulo. A continuación, deberás quedarte a menos de 180 grados en el lado izquierdo en caso de que estés retrocediendo alrededor de un recodo a la izquierda.

4. Sitúa las manos en la parte de abajo del volante: debes mover el volante según vayas marcha atrás para que el remolque siga moviéndose hacia la dirección correcta. No tengas problema en bajar de tu vehículo y comprobar que todo funciona bien. Lo importante, es que consigas que el vehículo y el remolque no hagan un movimiento de tijera, así que no hagas ningún giro demasiado pronunciado.

5. Retrocede y avanza tantas veces como sea necesario: a veces la parte más dura del proceso es tener a mucha gente mirándote. ¿Verdad que cuesta soportar la presión? Trata de hacer que no están ahí, no te pongas nervioso/a y piensa que el resultado depende de ti, no de ellos. Concéntrate.

Nuestro consejo es que no gires el volante bruscamente en ninguna dirección. Ve despacio y si te encuentras con algún imprevisto, detén el vehículo y intenta entender qué está pasando antes de tomar alguna decisión.

Si ves que el remolque y el vehículo empiezan a hacer el “movimiento tijera” (girar en ángulo agudo y terminar chocando), detén tu vehículo inmediatamente. Avanza hacia delante y vuelve a intentarlo de nuevo.